Un nuevo informe detalla el “extendido abuso sistémico” de menores en Jerusalén Oriental

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Un nuevo informe publicado por los grupos israelíes de derechos humanos, HaMoked -Centro para la Defensa del Individuo- y B’Tselem, con el apoyo de la Unión Europea, reveló un “abuso amplio y sistémico por parte de las autoridades israelíes” de cientos de adolescentes palestinos detenidos en la ocupada Jerusalén Oriental.

El informe, titulado Unprotected: The detention of Palestinian Teenagers in East Jerusalem (“Desprotegidos: La detención de adolescentes palestinos en Jerusalén Oriental”) fue divulgado el miércoles y detallaba una investigación de 60 declaraciones juradas reunidas entre mayo de 2015 y octubre de 2016.

Los grupos encontraron varios casos de abuso infantil mientras estaban bajo custodia policial israelí.

Encontraron que:

“adolescentes palestinos de Jerusalén Oriental son sacados de la cama en medio de la noche, esposados ​​e interrogados innecesariamente sin darles la oportunidad de hablar con un abogado o con sus padres antes de que comience el interrogatorio y sin informarles de su derecho a permanecer en silencio”. “Luego los retienen bajo duras condiciones, en repetidas ocasiones en prisión preventiva por un período adicional de días e incluso semanas, después de que el interrogatorio haya terminado. En algunos casos todo esto va acompañado de abuso verbal o amenazas y abuso físico”.

Si bien el informe resume casos de hace un año, estos arrestos de adolescentes siguen su curso. Por ejemplo, el 23 de octubre, las fuerzas israelíes irrumpieron en la aldea de Issawiya, en Jerusalén Oriental, en redadas nocturnas, lo que desató enfrentamientos entre jóvenes locales y fuerzas israelíes fuertemente armadas.

Los enfrentamientos no eran nada nuevo para el conflictivo pueblo, ubicado cerca de la Universidad Hebrea de Israel y el Hospital Hadassah, pero lo que generalmente suele acabar en un puñado de arrestos y lesiones dejó un saldo de 51 palestinos detenidos y apresados ​​por las fuerzas israelíes, 27 de ellos entre 15 y 18 años, según el Comité palestino de Asuntos de los Prisioneros.

El informe publicado el miércoles dio una idea de lo que esos adolescentes pueden estar viviendo ahora.

“Los niños se encuentran solos en una situación amenazadora y desconcertante sin que nadie les explique de qué son sospechosos, cuáles son sus derechos, con quién pueden consultar, cuánto durará el proceso y cuándo regresarán a sus hogares con sus familias”, declaró el informe. “Hasta que no los liberen no tienen adultos cerca en los que puedan confiar y se mantiene a sus padres alejados. Estas prácticas de arresto e interrogatorio dejan a las autoridades libres para presionar a los menores detenidos a confesar las acusaciones”.

Powered by WPeMatico

Similar posts