ENFOQUE SOTT: Las tribulaciones de la masculinidad, el feminismo y el varón moderno

Hoy en día, las feministas quieren todos los derechos, y ninguna de las responsabilidades, ninguno de los aspectos más problemáticos de la vida y la realidad. Los últimos 40 años de disparates feministas no han servido para elevar y empoderar a las mujeres, ni para enseñarles sobre sus derechos, responsabilidades y prerrogativas en la sociedad humana con respecto al apareamiento humano y el ciclo reproductivo. En cambio, el movimiento feminista ha invertido su tiempo en promocionar a las mujeres tanto como superheroínas que pueden hacer cualquier cosa, y como víctimas pasivas que no pueden hacer nada.

Un deseo para Weinstein

Harvey Weinstein tiene el toque maestro cuando se trata de películas. No todas en las que ha estado involucrado han sido un éxito, pero la abrumadora mayoría de ellas eran dignas de ser vistas, y algunas realmente grandiosas. Scream, The English Patient, Emma, The Crow, Beautiful Girls, Princess Mononoke, Good Will Hunting, Jackie Brown, Rounders, Phantoms (Ben Affleck estuvo increíble), Mansfield Park, She’s All That, las películas de Kevin Smith, Lord of the Rings, Equilibrium, Chicago, Kill Bill, Inglorious Basterds: la lista sigue y sigue.

Harvey Weinstein también es feo. No tuvo la suerte de nacer dentro del 20% superior de los hombres, los “666” como se les llama: 6 pies de alto, 6 marcas de músculos abdominales y un salario de 6 cifras. Esos son los hombres a los que las mujeres se atreverán a acercarse; para el resto de nosotros meros mortales, es un trabajo duro cumplir esa parte de tu propósito evolutivo que implica encontrar una mujer que esté dispuesta a tener tus hijos. Para los Harvey Weinsteins del mundo, es cuestión de cultivar su comedia, o su cuenta bancaria, o sus éxitos creativos. Por cada pulgada de cintura, agregue otro 0 a su salario para compensar.

Powered by WPeMatico

Similar posts