El sanguinario camino de la militarización en México: De la Iniciativa Mérida a la Ley de Seguridad Interior

Mientras que los muertos se van apilando al sur de la frontera y la cantidad de drogas cruzando la frontera aumenta cada vez más, el dinero de Washington se está diluyendo. México se ve más y más cargado de los costos de una guerra que ni siquiera quería librar.

Los intentos de militarizar la seguridad pública no son nuevos, se llevan a cabo desde hace unas décadas con bastante éxito. Esta estrategia de golpear el crimen organizado con todos los medios de violencia del Estado fue concebida por Washington, y proyectada a Latinoamérica mediante las armas y los recursos económicos. Fue una guerra para resolver los males de los países y sobre todo para sofocar la oferta creciente de drogas en las calles norteamericanas, todo cortesía de Estados Unidos.

Una ganga irresistible; lo único que los gobiernos latinos tenían que poner eran los cuerpos.

Mientras que los muertos se van apilando al sur de la frontera y la cantidad de drogas cruzando la frontera aumenta cada vez más, el dinero de Washington se está diluyendo. México se ve más y más cargado de los costos de una guerra que ni siquiera quería librar. No solamente los costos físicos y materiales que implican una acción militar, sino también los daños colaterales que hace la militarización de la seguridad pública al propio estado de derecho y la democracia.

Powered by WPeMatico

Similar posts