El Gobierno español carga en el recibo de la luz otros 160 millones en ayudas a grandes industrias

Los consumidores eléctricos españoles pagan cada año con su recibo de luz ayudas millonarias a la gran industria. Se trata del denominado servicio de interrumpibilidad, un mecanismo que sirve para garantizar que grandes fábricas pararán y dejarán de consumir electricidad (o reducirán su consumo) si hay picos de demanda u otras incidencias que supongan un riesgo para el suministro. El Gobierno quiere ahora facilitar que las plantas tengan que parar también cuando haya subidas disparadas de los precios eléctricos.
Red Eléctrica, el gestor de la red y el sistema eléctricos, acaba de cerrar la última subasta de interrumpibilidad y ha repartido el servicio entre 117 grandes consumidores (la mayoría clientes industriales) que se ofrecen a suspender o recortar su consumo si es necesario en algún momento de los primeros cinco meses de 2018.

La potencia interrumpible asciende a 2.600 megavatios (MW) hasta finales de mayo, y los derechos a las grandes industrias se han asignado a un precio medio ponderado de 143.393 euros por megavatio y año, registrándose descuentos de hasta 28% en relación a los precios de salida marcados por el Ministerio de Energía. El precio está anualizado, pero sólo se aplica para los cinco meses en que estarán vigentes las adjudicaciones de la subasta.

Powered by WPeMatico