ENFOQUE SOTT: Fabricando la disidencia: The Guardian dice que Rusia está detrás de la 'teoría de la conspiración sobre los cascos blancos en internet'

El lunes, una destacada “reportera de tecnología” de The Guardián llamada Olivia Solon publicó los resultados de su investigación sobre cómo fue que las “teorías de la conspiración” sobre la organización de defensa civil siria de los Cascos Blancos, que en realidad era un grupo terrorista, lograron dominar el debate en Internet. El resultado fue un increíble artículo muy exitoso contra los sitios alternativos de los medios de comunicación -en particular 21st Century Wire, que publicó una investigación original de la periodista Vanessa Beeley- cuyo trabajo ha contribuido mucho a exponer las mentiras occidentales sobre la guerra en Siria. Y todo es culpa de Rusia, por supuesto…

Cómo los cascos blancos sirios se convirtieron en víctimas de una maquinaria de propaganda en Internet

La campaña respaldada por Rusia para vincular a los voluntarios de rescate con Al Qaeda expone cómo se arraigan las teorías de la conspiración: “Es como una fábrica”.

Con leer sólo el titular y el subtítulo ya has captado lo esencial. Solon construye un cuento sobre una gran conspiración que involucra a “activistas antiimperialistas, teóricos de la conspiración y trolls con el apoyo del gobierno ruso” para explicar por qué la gente cree en la narrativa alternativa (y en gran medida acertada) de los Cascos Blancos frente a la narrativa oficial occidental de que los Cascos Blancos son en realidad “caballeros blancos salvando a los sirios de su malvado gobierno”.

Powered by WPeMatico