ENFOQUE SOTT: Disonancia cognitiva y cambio climático

En algún momento de nuestras vidas todos hemos tenido que admitir nuestros errores. A pesar de la protesta y las narrativas de nuestro ego que busca mantener intacta su imagen de la realidad, estos fallos, ocasionalmente dolorosos, nos dan la oportunidad de aprender.

La protesta de nuestro ego se llama disonancia cognitiva. Wikipedia la define de la siguiente manera:

El concepto de disonancia cognitiva, en psicología, hace referencia a la tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones (cogniciones) que percibe una persona que tiene al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto, o por un comportamiento que entra en conflicto con sus creencias. Es decir, el término se refiere a la percepción de incompatibilidad de dos cogniciones simultáneas, todo lo cual puede impactar sobre sus actitudes.

Lo que no se menciona en el párrafo anterior es que algunos iremos a extremos irracionales con tal de mantener nuestras creencias intactas. Mucha gente se niega, por ejemplo, a creer que su pareja los engaña, y crean en sus mentes explicaciones para mantener viva la ilusión. Es un fenómeno psicológico fascinante.

La siguiente noticia representa un ejemplo de disonancia cognitiva a nivel megalópolis. RT reporta que:

La ciudad de Nueva York ha demandado a cinco importantes compañías petroleras -BP, Chevron, ConocoPhillips, Exxon Mobil y Royal Dutch Shell-, alegando que han contribuido al calentamiento global.

Powered by WPeMatico