ENFOQUE SOTT: Los enemigos internos son los grupos de reflexión (think tanks) neoconservadores, no los medios de comunicación rusos

La última salvedad en el actual intento de deslegitimar y satanizar los medios de comunicación rusos ha llegado con una directiva del Departamento de Justicia de EEUU según la cual Sputnik News en EEUU debe registrarse como agente extranjero.

Con respecto a esto, Sputnik se une ahora a RT America (previamente ordenada a registrarse como agente extranjero) al ser estigmatizada como diseminadora de propaganda en lugar de noticias y análisis de noticias, mientras sus periodistas y colaboradores son calumniados por asociación, en el contexto de una ofensiva neo-McCarthysta más amplia que tiene el objetivo de rebatir la oposición a las panaceas neoconservadoras e influenciar la política exterior occidental, junto con su contraparte económica neoliberal.

Lo que hay que destacar es que esta ofensiva no es contra los medios de comunicación rusos, sino contra las voces disidentes occidentales que se atreven a aparecer en los medios de comunicación rusos. Se trata de un ataque a la libertad de expresión de los ciudadanos estadounidenses (y también de los ciudadanos británicos y europeos, dado que en esas partes del mundo se está llevando a cabo la misma ofensiva) y a su derecho a ejercer su profesión como periodistas, escritores, radiodifusores y analistas políticos.

Powered by WPeMatico