La nueva estupidez milenial se llama sologamia: feministas que se casan consigo mismas

Todas las ideas brillantes pueden venir tras una gran decepción. Eso debió pensar Laura Mesi, una chica italiana que, cansada de que la llamaran “triste soltera” y de que la rompieran el corazón, decidió ser la primera en practicar el automatrimonio y se casó consigo misma.
“Puedes tener un cuento de hadas sin príncipe”, ha declarado la novia a la BBC. “Les dije a mis amigos y familiares que si no encontraba a mi alma gemela a los 40 años, me casaría conmigo misma”, alegó a La Repubblica. Dicho y hecho. La joven pasó por el altar después de que le fallara una relación sentimental de 12 años.

Powered by WPeMatico