Un invierno y una primavera inusualmente fríos hacen que los coreanos se preocupen por el aumento de los costes de los alimentos

Traducido por el equipo de Sott.net en español

Park Ji-hyun, una madre trabajadora que vive en Bangbae-dong, al sur de Seúl, dijo que se sorprende cuando va de compras todos los fines de semana.

“Es difícil encontrar algo cuyo precio no haya subido. Nos hemos abstenido de comer fuera porque los restaurantes han subido los precios, pero cocinar en casa también se ha vuelto caro”, dijo.

Según Statistics Korea, el miércoles, los precios al consumidor subieron un 1,6 por ciento en abril con respecto a hace un año, manteniéndose establemente por debajo del 2 por ciento durante siete meses consecutivos.

Powered by WPeMatico