El Bayern, por rejuvenecer la plantilla

La planificación para la temporada 2017/2018 ya va muy avanzada en las oficinas del Bayern Múnich. No dormirse en los laureles siempre ha sido la visión del equipo, y tras las decepciones en Champions League y en DFB-Pokal, el club bávaro busca hacerse más fuertes para poder competir nuevamente por el triplete.

Lo primero que debe tomarse en cuenta es el vacío que dejan los jugadores que se retiran. El idolatrado capitán Phillip Lahm dejará huérfano el carril derecho bávaro, siendo esta una pérdida de mucho peso en el esquema de Ancelotti. A eso se le une Xabi Alonso, quien se ha convertido en una pieza fundamental del medio campo desde que llegó al equipo en 2014.

Luego debe considerarse quienes saldrán del equipo. En este caso, quien ocupa la primera plana es Douglas Costa. El brasileño no se siente a gusto en el equipo por su falta de minutos, y el Bayern estaría escuchando ofertas para darle salida. La primera provendría del Tottenham, que estaría dispuesto a hacerse con los servicios del extremo carioca. Según medios británicos, el Bayern estaría pidiendo unos 35 millones de euros por su ficha, cifra que el conjunto inglés podría costear este mismo verano.

¿QUÉ NECESITA EL BAYERN?

La llegada de Niklas Süle al Bayern fortalecerá aún más la defensa central del equipo. Tal vez no sea un fichaje de renombre, pero el espigado central ha tenido una temporada muy positiva con el Hoffenheim, y es pieza fundamental en el cuadro de Julian Nagglesmann.

La competencia interna con Hummels, Boateng y Martínez elevará el nivel de juego y hará que Ancelotti pueda elegir sus mejores hombres para cada partido. Además, el fichaje de Süle marca la línea de rejuvenecimiento de la plantilla que tanto se ha reclamado en el último año desde la grada del Allianz-Arena.

El caso del sustituto de Phillip Lahm es muy diferente. La solución debe llegar desde fuera, pues Rafinha no parece ser el adecuado para ejercer de titular a tiempo completo. Por su parte, Joshua Kimmich podría ser el elegido, aunque sobre el papel será complicado ver los resultados a corto plazo. El ex de Leipzig y Stuttgart se encuentra en pleno desarrollo como futbolista. A pesar de ser un mediocentro puro, su labor en el carril diestro le valió para cubrir la posición en la pasada Eurocopa de Francia. Para Ancelotti, él es el indicado.

Pero si no convence lo que hay en casa, el inglés del Tottenham Kyle Walker parte como favorito para hacerse con el puesto. Los tabloides ingleses hablan de un serio interés del Bayern, a pesar de que el internacional inglés renovó en septiembre con los Spurs hasta 2021.

En la línea del medio del campo se presenta una disyuntiva. Como dijimos anteriormente, Xabi Alonso se retirará y estaría dejando un vacío en el puesto. Sin embargo, de mantener jugadores en el plantel y al menos en el papel, ¿es realmente necesario un sustituto para Alonso?

Ya están Thiago y a Arturo Vidal, quienes han hecho un trabajo excepcional durante la temporada. Como recambios, Ancelotti cuenta con el siempre cumplidor Kimmich y con un Renato Sanches listo para encarar su segunda temporada en el equipo, con más experiencia.

Bayern Múnich
A pesar de su escasa participación esta temporada, en el Bayern esperan con los brazos abiertos una mejor versión de Renato Sanches. Foto: Matthias Hangst/Bongarts/Getty Images.

Adicionalmente, junto con Niklas Süle llega Sebastian Rudy, quien también ha tenido una muy buena temporada en el Hoffenheim, y que puede hacer perfectamente el trabajo.

Sin embargo, en Múnich no quieren dejar nada al azar, y según se ha sabido durante las últimas semanas, el joven Leon Goretzka, del Schalke 04, estaría en la agenda al multicampeón alemán, lo que sería una pieza de lujo para reforzar, aún más, al mediocampo bávaro.

El mayor cambio debería verse en la parcela ofensiva. El tiempo sólo va hacia adelante, y es por ello que hay que pensar en la inevitable sucesión de Franck Ribery (34 años) y Arjen Robben (33 años), quienes juegan en puestos de tan alta demanda física como es la de extremos. Aquí ya se jugó una carta, ejerciendo la opción de compra de Kingsley Coman, asegurando un talento joven para el puesto.

Pero en la punta de la pirámide, en cuanto a incorporaciones, se encuentra Alexis Sánchez. Es el objetivo prioritario de la gerencia bávara y hay varios factores que juegan a favor.

El primero, es una pieza que encajaría perfectamente en el sistema de Ancelotti; segundo, su contrato vence en 2018, lo cual haría que Arsenal quiera sacar provecho de él, ante la idea de dejarlo ir gratis la próxima temporada, sumado al hecho que no se encuentra a gusto en la institución londinense.

A ello se suma que su agente, Fernando Felicevich, representa también a su compatriota Arturo Vidal, con quien las relaciones son absolutamente cordiales. La pista parece estar pavimentada para la llegada de “El Niño Maravilla” al Allianz-Arena.

Y por si no fuera poco, otros dos nombres que gustan mucho en las oficinas del club son los de Julian Brandt (Bayer Leverkusen) y Serge Gnabry (Werder Bremen). Ambos forman parte del futuro más inmediato del fútbol alemán.

Brandt, nacido en 1996, juega como si lo llevara haciendo toda la vida. Ese desparpajo fue el que convenció al Leverkusen a ficharlo del Wolfsburg; y sería el mismo que podría llevarlo al Allianz-Arena en los próximos meses.

Sin embargo, sabedor de la dificultad de tener minutos en Baviera, el jugador se ha mostrado poco receptivo a los rumores en las últimas semanas, asegurando que su prioridad está en ir al Mundial del próximo año en Rusia.

Por su parte, Gnabry explotó el pasado verano en Río de Janeiro. A sus 21 años (nacido en 1995) se echó a la selección a sus espaldas en los Juegos Olímpicos, catapultándola a la gran final ante Brasil. Aquello le mereció su fichaje por el Werder Bremen, ante la pasiva mirada de un Bayern dispuesto a ver cómo era la adaptación del ex Arsenal a la Bundesliga. Cumplido su primer año de la vuelta a Alemania, el conjunto bávaro no quiere esperar más.

El delantero centro (junto con la portería y el lateral izquierdo) es una posición que en Bayern tienen cubiertos con titulares de talla mundial (Lewandowski, Neuer y Alaba) y recambios de alto nivel (Müller, Ulreich y Bernat).

En resumen:

Se necesita un lateral derecho: En caso de no ser Walker, el club evaluará otros candidatos de alto nivel.

Se necesita un nuevo central: Niklas Süle aportará la fuerza suficiente para reforzar la línea central.

Se necesita sustituto para Xabi Alonso: Sebastian Rudy llega a fortalecer una línea que ya cuenta con Thiago, Vidal, Kimmich y Sanches. Además, Leon Goretzka podría desembarcar en el equipo.

Se necesita reforzar la línea ofensiva: La llegada de Alexis Sánchez parece inminente. Se pueden unir Serge Gnabry, e incluso Julian Brandt. Esto haría que la media de edad bajara considerablemente.

En el Bayern, parecen tenerlo todo bajo control.

Imagen de portada: Dean Mouhtaropoulos/Bongarts/Getty Images.

Arsenal, Bayern de Múnich y Delle Alli fueron sancionados por la UEFA

Luego de que un aficionado invadiera el campo del Arsenal en la UEFA Champions League, y de que los fanáticos del Bayern de Múnich utilizaran bengalas, la UEFA decidió multar a ambos equipos, al igual que dio a conocer la suspensión de tres partidos a Delle Alli del Tottenham.

La UEFA anunció, a través de un comunicado, la multa de 5.000 euros impuesta al Arsenal por la invasión de campo por parte de aficionados del equipo londinense en el partido, correspondiente a los octavos de final de Liga de Campeones, disputado en Londres el pasado 7 de marzo, ante el Bayern Múnich.

La resolución del expediente, en aplicación del artículo 16 (2) también ha determinado la multa económica de 3.000 euros al equipo alemán por el lanzamiento de objetos durante la disputa de ese mismo partido, que acabó con el resultado de 1-5 favorable al Bayern.

Además de estas multas, la Comisión de Control, Ética y Disciplina de la UEFA sancionó con 3 partidos de suspensión al centrocampista inglés del Tottenham Hotspur Dele Alli, que fue expulsado con roja directa durante el partido de dieciseisavos de final de la Liga Europa, disputado el pasado 23 de febrero en White Hart Lane (Londres), ante el KAA Gent de Bélgica.

El futbolista de 21 años realizó una dura entrada, a la altura de la rodilla, sobre Brecht Dejaegere en el minuto 40 de la primera mitad, en un encuentro que acabó con empate 2-2 y con la eliminación del Tottenham de la Liga Europa.