Atlético-Real: Clasificación y orgullo en juego

Madrid será capital mundial del fútbol durante noventa minutos. “Blanquirrojos” y “merengues” irán por una nueva final de UEFA Champions League

Como un volcán ubicado en el Cinturón de Fuego del Pacífico, la casa de Atlético de Madrid hará erupción este miércoles a partir de la hora 20.30 (15.30 de Uruguay), para que España, Europa y el mundo entero ponga sus ojos en la segunda semifinal correspondiente a la Liga de Campeones.

El “colchonero” no la tiene fácil, deberá remontar un 0-3 que sufrió la semana pasada en el Santiago Bernabéu a manos de Real Madrid, que llega a la ribera del Río Manzanares con lo mejor de su plantel.

“Nunca dejes de creer”, esa es la consigna de los simpatizantes “indios” para sus jugadores, quienes tendrán que afrontar la parada más difícil que se les ha presentado en esta edición del máximo certamen europeo a nivel de clubes.

Los dirigidos por Diego Simeone llegan a este compromiso tras vencer por 1-0 a Eibar en La Liga. Se encuentran terceros, a 10 unidades de los líderes Barcelona y Real Madrid, y tendrán el deber de ganar las dos últimas fechas para asegurarse un lugar en la fase de grupos de la próxima Liga de Campeones.

Por su parte, Real Madrid arriba al cotejo internacional luego de haber goleado 4-0 a Granada en el certamen liguero. Zinedine Zidane decidió colocar un “equipo b” en ese encuentro, para darle descanso a los futbolistas que actuarán en la noche madrileña del miércoles. Hasta el momento, la “casa blanca” comanda las acciones del fútbol español junto a los “culés”, ambos con 84 puntos.

La terna arbitral para este cotejo será de Turquía, liderada por Cüneyt Çakır, junto a Bahattin Duran y Tarik Ongun. El trío que impartirá justicia estará acompañado por el cuarto árbitro Mustafa Eyisoy y los asistentes Ali Palabıyık y Barış Şimşek.

Los “blanquirrojos” van por su cuarta final de Champions y primera “orejona”. Anteriormente, habían jugado la final en 1974, 2014 y 2016. La primera vez tropezó con Bayern Munich en Bruselas y, en los dos últimos partidos definitorios, cayó ante el “merengue” tanto en Lisboa como en Milán.

La “casa blanca” sueña con arribar a su decimoquinta final y obtener el duodécimo trofeo continental. Supo sentarse en el trono europeo en 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1966, 1998, 2000, 2002, 2014 y 2016, y debió conformarse con el segundo lugar en los años 1962 (Benfica), 1964 (Inter de Milán) y 1981 (Liverpool).

Este encuentro será el último de carácter internacional que se disputará en el Vicente Calderón, debido a que Atlético mudará su localía al Wanda Metropolitano para la próxima temporada. Este nuevo recinto, que aún se encuentra bajo construcción, tendrá una capacidad para 67.000 espectadores y está ubicado en la zona oeste de la capital española, a pocos metros del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Sarri fue galardonado por el desempeño del Napoli la pasada temporada

El director técnico italiano del Napoli, Maurizio Sarri, fue galardonado con el “Banquillo de Oro”, luego de terminar la pasada temporada en el segundo lugar de la Serie A, posición que le dio acceso a la UEFA Champions League.

Sarri se convirtió de esta forma en el primer técnico del Napoli en hacerse con el premio de la FIGC, tras ganar por tres votos al técnico del Juventus Turín, Massimiliano Allegri y al del Sassuolo, Eusebio Di Francesco, que optaban por el mismo reconocimiento.

El premio se otorga en base a los votos que dan los entrenadores de la Serie A, de la Serie B (Segunda División) y de la “Lega Pro” (Tercera División).

“Normalmente recibir premios no me alegra de forma particular porque a veces pienso que es tiempo que podría dedicar a mi trabajo. Pero este es distinto”, dijo Sarri tras recibir el premio de la mando del presidente de la FIGC Carlo Tavecchio.

“Me emociona porque lo otorgan los entrenadores y yo hasta hace cinco años entrenaba en la tercera división”, agregó.

El entrenador napolitano agradeció al Empoli, el equipo que le permitió lucirse en la Serie A italiana hace dos años, y al Napoli, club al que llegó el año pasado y que guió hasta los octavos de final de la Liga de Campeones en esta temporada.

De este modo Sarri rompió este año la racha de los entrenadores del Juventus Turín, que había dominado en las últimas cuatro ediciones del galardón, logrado tres veces por Antonio Conte y una por Allegri.

El actual técnico de los turineses tuvo que conformarse con la segunda posición este año, a pesar de haber conquistado un doblete el año pasado (Campeonato y Copa nacional).

En el acto de Coverciano participó también el exentrenador del Leicester City, Claudio Ranieri, que fue premiado con un “Banquillo de Oro Especial” por el histórico triunfo del año pasado en la “Premier League” inglesa.